Panecillos suecos de Santa Lucía (Lussekatter)

Publicado en diciembre 10, 2018 by Shop Nordico

Los panecillos de azafrán, o panecillos de Santa Lucía, son un dulce típico durante estas fechas en los hogares suecos. El 13 de Diciembre en las casas no faltan los Lussenkatter que se suelen acompañar de un poco de café o Gløgg (vino especiado).

Santa Lucía en Suecia es una celebración tradicional que se remonta a la Edad Media cuando el solsticio de invierno tenía lugar entorno al 13 de diciembre y se creía que durante esa noche, la más larga del año, el mal estaba presente y la gente se mantenía despierta.

En la actualidad se sigue manteniendo viva la tradición con la “La procesión de Lucía” (Luciatåg). Se trata de una procesión en la que una niña representa a Lucía y viste con una túnica blanca, fajín rojo y una corona de alambre cubierta de hojas de arándanos y 7 velas encendidas. Va acompañada por otras doncellas vestidas de blanco portando velas y los niños se visten de magos, de estrellas o incluso de “hombres de jengibre”. Si te interesa saber más sobre la historia, origen y tradición de esta celebración Eva de Bake Street nos lo cuenta en su blog.

 

En Suecia, por tanto, Santa Lucía, el 13 de Diciembre, es una fecha señalada en la que además es tradicional preparar bollos de azafrán (Lussekatter o panecillos de Santa Lucía) ¿Te animas?

Receta de Panecillos de azafrán o Lussekatter por Santa Lucía

Bollos de Azafrán Lussekatter

Fotografía Pappa Sven

Ingredientes

  • 1/2 cucharadita Azafrán
  • 50 gr Levadura fresca
  • 175 gr Mantequilla
  • 300 ml Leche
  • 200 gr Azúcar
  • 1/2 cucharada Sal
  • 1 Huevo
  • 750 gr Harina de trigo
  • Uvas pasas

Preparación

En un mortero machacamos el azafrán junto con un poquito de azúcar y la leche templada. Añadimos la levadura y removemos hasta mezclarlo bien. Dejamos reposar unos 10 minutos.

Añadimos el resto de los ingredientes y amasamos hasta obtener una masa fina y manejable. Dejamos reposar unos 15 minutos en un lugar cálido y libre de corrientes. Se recomienda cubrir la masa con un paño.

Sobre una superficie enharinada dividimos la masa en trozos iguales. Hacemos una tira con cada trozo que enrollaremos formando una espiral o una S.

En el centro de cada panecillo pondremos una pasa y los dejaremos reposar otros 30 minutos a temperatura ambiente (mejor cubierto con un paño) hasta que el brioche fermente y doble su tamaño.

Batimos un huevo y pintamos los panecillos para que tengan un aspecto brillante.
Metemos los panecillos en el horno precalentado a 200º durante unos 8 minutos hasta que los bollos estén doraditos.

...

En unos días celebramos Santa Lucía ¿por qué no te animas a preparar uno de estos ricos y tradicionales dulces? ¡Entramos en la Navidad!

Related Posts


Siguiente

Previo